Noite de San Xoan, noite de Meigas

Noite de Meigas

Noite de Meigas.

El 23 de junio se celebra el solsticio de verano, la noche más larga del año, en la que dejamos atrás la primavera para darle la bienvenida al verano. Es, además, una noche mágica, una verdadera “noite de meigas”.  Es una fiesta que celebran, en mayor o menor medida, todas las culturas.

Esta tradición, en Galicia, se conserva desde mucho antes de la llegada del cristianismo. En el s.VI, Martiño de Dumio, Obispo de Braga, intentó erradicarla, junto con otras celebraciones paganas, pero ha conseguido pervivir hasta nuestros días y, en muchas zonas, es hoy en día una gran noche de celebración.

El fuego. 

Es una noche asociada al fuego, a ese fuego como herramienta purificadora, que quema todo lo malo y da paso a lo bueno.

En Galicia, la tradición es encender las denominadas “cacharelas” que después deben saltarse para ahuyentar a los malos espíritus.

Muy conocidas son las hogueras de Coruña, una ciudad que eleva la noche de San Xoan a la máxima potencia, con grandes fuegos junto al mar, y con sus playas de lo más concurridas hasta el amanecer.

Pero también en zonas de interior se celebra esta noche con entusiasmo. En Santiago de Compostela, la ciudad se llena de fuego. Las hogueras más concurridas son las de la zona vieja.  Ver las piedras de Compostela a la luz cálida del fuego y saborear el ambiente festivo y popular de sus callejuelas es una experiencia de lo más recomendable.

Además, las brasas se aprovechan para cocinar riquísimas sardinas, que están en este mes en su mejor época.

“Por San Xoan, a sardiña molla o pan”

La tradición en Galicia dicta que la noche de San Xoan se comen sardinas, bien frescas, en plena temporada, y cocinadas en las brasas. Lo ideal es acompañarlas con un buen trozo de pan de maíz, o pan de broa. Este tipo de pan, que fue el más habitual en Galicia en su momento, es hoy más difícil de encontrar y más caro que el de trigo y, por supuesto que el industrial. Así que es posible que en muchos sitios la sardina se sirva con cualquier tipo de pan. En cualquier caso, lo importante es saborear el pan impregnado en el jugo del pescado, que sabe a mar y a verano.

Herbas de San Xoan.  

Para completar nuestro ritual purificador, además de saltar las hogueras o “cacharelas”, recurriremos al rito de las “herbas de San Xoan”. Lo ideal es salir la tarde del 23 de junio a recolectar las hierbas por el campo que, tradicionalmente son siete:

  • Hierba Luísa
  • Romero
  • Malva
  • Fiuncho
  • Fento
  • Codeso
  • Hierba de San Juan

Todas son plantas aromáticas y dejarán un perfume rico y fresco en casa. Hoy en día, se venden en muchas floristerías y mercados los ramitos ya hechos. Muchas veces incluyen otras hierbas aromáticas.

Las “herbas de San Xoan” deben dejarse de noche a remojo. La tradición también dice que ese agua debe proceder de siete fuentes.  Deben dejarse toda la noche a la intemperie, porque el rocío (“orballo”) también cumple su función en esta infusión mágica.

Por la mañana deberemos lavarnos la cara y los pies, si es posible, orientándonos hacia donde nace el sol. Al agua de las “herbas de San Xoan” se le suponen propiedades mágicas, medicinales y cosméticas. Aunque no hay prueba científica de dichas propiedades, lo cierto es que el aroma de las plantas y el frescor del agua después de toda la noche a la intemperie, resultan realmente agradables al contacto con la piel.

Tradicionalmente, las hierbas se secaban y se utilizaban después para diferentes remedios. Hoy en día, mucha gente seca los ramitos como elemento decorativo y como protección de la casa contra los malos espíritus.

Noche de fiesta y tradición. 

La noche del 23 de junio es una noche de fiesta en toda Galicia. De hecho, el día 24 es festivo en muchas localidades. Son fiestas multitudinarias y populares en las que todo el mundo sale a la calle. Este año 2020, como medida de prevención de la propagación del Covid-19, se han cancelado las actividades públicas pero en la mayoría de las casas, en familia o en pequeños grupos de amigos, se celebrará alguna de estas tradiciones con el mismo entusiasmo de siempre.

¡¡¡Feliz noite de meigas!!!